El modelo Shell: Una herramienta eficaz para él funcionamiento del Sistema de Gestión en Seguridad Operacional (SMS)

El sector de la aviación; tiene múltiples componentes y características,  los cuales deben ser constantemente analizados e igualmente monitoreados por su nivel de complejidad, que, en algún momento de su desarrollo, pueden versen afectados y así poner en riesgo la seguridad. 

Es por esto que es vital en un Sistema de Seguridad Operacional, la compresión del contexto y la influencia de ciertos elementos que pueden influir positiva o negativamente, dependiendo de la situación en la que se encuentre la organización. Cuando se comprende el entorno, la toma de decisiones es mucho más efectiva, ayudando al cumplimiento de objetivos, en la prevención de peligros y riesgos, e influyendo en el propósito y sostenibilidad del sistema tanto en el presente como en el futuro.

De ahí que, es importante contar con modelos que apunten al efectivo análisis del contexto; dicho lo anterior, es fundamental la utilización del modelo SHELL, el cual se aplica para visualizar las diversas interacciones entre los distintos componentes del sector aeronáutico.

En Helifly, se basó fundamentalmente en este modelo para la implementación del SMS (Safety Management System), en cual nos brindó una visualización amplia de nuestro panorama, así mismo, las bases para el análisis constante de los riesgos como de peligros, de nuestros procedimientos y procesos.

El modelo se enfoca principalmente en la influencia del individuo con los componentes del sistema de aviación, en este caso, en nuestros colaboradores. Cada una de sus siglas son las unidades en las cuales se analiza el contexto operacional, compuesto en la compañía de la siguiente manera:

“(S) Software (soporte lógico-procedimientos, instrucción, apoyo, etc.) Hacen parte todos los software’s especializados que sirven como herramientas para el almacenamiento y administración de datos que son empleados por los procesos de la Compañía. (Manual de Calidad Helifly)

(H) Hardware (soporte físico-máquinas y equipo) Está compuesto por cada una de nuestras bases, las aeronaves, infraestructura y los equipos de apoyo para el desarrollo de las operaciones.

 (E) Environment (entorno-circunstancias operacionales en que debe funcionar el resto del sistema L-H-S) Está dividido de acuerdo a diversas condiciones en las que interactúan nuestros colaboradores, como son las condiciones naturales, sociales y laborales.

(L) Liveware (elemento humano-personas en el lugar de trabajo)”[1] Hacen parte nuestros colaboradores y los procesos organizacionales, ya que son el centro para fundamentar todo el trabajo y el sistema de gestión.

En este bloque (L), al ser los colaboradores el centro de todo el modelo, es importante que las demás unidades del sistema se ajusten cuidadosamente a él; por tal razón, es fundamental encontrar los diversos factores que pueden afectar el bloque y causan inestabilidad en el sistema.

En el Documento de la OACI[1], se menciona los factores del bloque L (las personas en el lugar de trabajo), que afectan la realización de las actividades, de los cuales tomamos para analizar en la compañía:

Factores físicos: tienen que ver con las capacidades físicas del individuo para realizar las tareas necesarias, por ejemplo, fuerza, altura, alcance, visión y oído.

Factores fisiológicos: incluyen aquellos factores que afectan a los procesos físicos internos del ser humano y que pueden comprometer la actuación física y cognitiva de una persona, p. ej., disponibilidad de oxígeno, salud y estado físico generales, enfermedad, uso de tabaco, drogas o alcohol, estrés personal, fatiga y embarazo.

Factores psicológicos: se refiere a aquellos factores que afectan a la disposición psicológica del individuo para enfrentar todas las circunstancias que puedan presentarse, p. ej., instrucción, conocimientos y experiencia adecuados y carga de trabajo.

Factores psicosociales: son todos aquellos factores externos en el sistema social de los individuos que ejercen presión sobre ellos, en su trabajo y en situaciones ajenas al trabajo, p. ej., una discusión con un supervisor, conflictos laborales, la muerte de algún familiar, problemas financieros personales o tensiones en el hogar.

Gracias a este modelo, fijamos la composición interna e interacciones externas de los elementos que abarcan el Sistema de Gestión de Seguridad Operacional (SMS) en la compañía, ayudándonos a comprender el entorno en el cual desarrollamos nuestras operaciones, con el objetivo de tener un panorama más amplio, que nos ayudara en la toma de decisiones eficaces sobre los peligros operacionales identificados, definiendo de esta manera, estrategias sistémicas que permitieran realizar una mitigación del riesgo más eficiente.

shell

 

Modelo Shell (OACI)

 

[1] Tomado de: Documento 9859 Ed3 de  OACI, pág. 30.

2 comentarios en “El modelo Shell: Una herramienta eficaz para él funcionamiento del Sistema de Gestión en Seguridad Operacional (SMS)”

  1. Buenas Tardes Mi nombre es Paola Montañez de la universidad Militar Nueva Granada mi proyecto se llama mi árbol de vida, donde buscamos apadrinamiento de arboles y nuevas siembras y nos gustaría contar con su apoyo y tener un contacto para mostrar el proyecto.

Responder a Clara Gallo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.