Fitness to Fly, la guía del autocuidado para volar

En el mundo existen miles de profesiones, unas se pueden ejercer durante un largo tiempo sin ningún tipo de problema, pero hay otras que tienen un tiempo limitado de actuación, como es, la carrera de piloto.

A pesar que esta carrera tiene un tiempo limitado para realizar, las horas de vuelo y las demandas del sector han obligado a que los pilotos profesionales se retiren más tarde de lo debido. Es por eso, que estos además de estar capacitados, cumplir con las diferentes normatividades y tener certificados médicos obligatorios al día, deben procurar que su salud física y mental esté en óptimas condiciones para volar.

Las organizaciones aeronáuticas toman diversas medidas para que lo anterior se cumpla, al vigilar constantemente el estado de los pilotos y al brindarles orientación de cómo mantenerse saludables, para así, minimizar la necesidad de intervenciones que impliquen restricciones de licencia o el riesgo de un incidente o accidente por factores humanos. 

Diferentes investigaciones en la ciencia de la medicina preventiva, han demostrado que si un piloto sigue las recomendaciones dadas sobre el mantenimiento de la salud, pueden reducir significantemente diversos problemas que es posible experimentar a lo largo del desarrollo de la carrera.

 

 

Dado la importancia de este tema, en este nuevo post quisimos hablar un poco del libro publicado por la ICAO (Organización de Aviación Civil Internacional) Fitness to Fly ( Fitness para volar), una guía médica para pilotos, en donde explica qué deficiencias se pueden presentar en el desarrollo de las funciones y las diferentes recomendaciones para evitarlos.

En el libro reconocen que aunque se dan las diferentes pautas, conocimientos y temas de interés para mejorar la salud, todo siempre dependerá de la persona, ya que no vale la pena si éste no es interiorizado y aplicado en la vida diaria

Esta guía se encuentra estructura de tal manera que las personas puedan aprender ágilmente cómo prevenir las principales causas de una mala salud, dividido por once capítulos:

  1. Cardiovascular.
  2. Salud Mental y Bienestar.
  3. Alcohol y drogas.
  4. Cáncer.
  5. Lesiones musculoesqueléticas.
  6. Nutrición y control de peso.
  7. Dormir.
  8. Salud del viaje.
  9. Visión y audición.
  10. Resumen.
  11. Anexidades.

En ella, menciona que al tener un estilo de vida saludable, los pilotos de alguna manera están contribuyendo a la seguridad, ya que, contar con un estado físico y mental en perfectas condiciones, es menos la probabilidad que se presente un factor de riesgo en el desarrollo de la operación.

La guía dice, que para tener un estilo de vida saludable, los pilotos deben:

  • Mantener un corazón sano.
  • Desarrollar la capacidad de recuperación de la salud mental.
  • Adoptar una estrategia de bajo riesgo hacia el alcohol.
  • Evitar las drogas ilícitas.
  • Adoptar hábitos de prevención del cáncer.
  • Gestionar la dieta y el peso a través de una alimentación saludable y una rutina de ejercicio.
  • Gestionar los riesgos asociados a lesiones accidentales.
  • Dormir lo suficiente.
  • Comprender y reducir los riesgos relacionados con los viajes.
  • Proteger su audición y visión.

Lo esencial de la guía, es que lo pilotos pueden identificar aquellas deficiencias que ellos mismos presenten, para así, sea posible tomar las precauciones necesarias; pero a la vez esta plantea que la responsabilidad además de ser de los pilotos, también es de los explotadores del servicio y autoridades.

Ahora bien, esta guía puede que esté dirigida para los pilotos, pero cada uno de los puntos allí tratados deben ser asumidos por cada persona que interviene en la operación, tanto técnicos, ayudantes, auxiliares, administrativos, entre otros.

Todos los que intervenimos en el sector podemos presentar falencias en nuestra salud que pueden perjudicar el pleno desarrollo del vuelo.

Un ejemplo, la persona encargada del área de pagos, nunca ha cuidado de su alimentación y no realiza ningún tipo de ejercicio a pesar de que tiene la obligación ya que tiene problemas cardiacos.  El día en el cual debía realizar los pagos a los colaboradores de la compañía, a último momento sufrió una complicación y por obvias razones no pudo realizar dicha actividad.

El proceso de pago se atrasó, lo que causó que varios colaboradores, entre ellos pilotos, demostraran su malestar ante este hecho. Entre esos pilotos, se encontraba uno que tenía un vuelo en esos momentos y por lo sucedido, realizo la operación con malestar, demostrando desconcentración en todo el vuelo.

Es obvio, que habrá situaciones que se pueden salir de nuestras manos, pero, algunas de ellas podemos evitarlas. Si esa persona encargada de pagos hubiese cuidado su alimentación y realizado ejercicio, podría no haber sufrido dicho pre – infarto.

En nuestra compañía el autocuidado es fundamental, procuramos hacer concientes a nuestros colaboradores de la importancia de tener estilos de vida saludables, que van desde lo que pensamos, hasta cómo actuamos, qué comemos, escuchamos y hablamos. Una cultura fundamental para desarrollar personas exitosas y productivas en todas las áreas de la vida.

Compartimos el enlace en donde puedan encontrar la guía y una breve descripción de cada capítulo.

Fitness to Fly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.