Conoce uno de nuestros procedimientos: Inspección de Recibo (Incoming Inspection)

En este nuevo post, hablaremos un poco de uno de los procedimientos de nuestra organización, el cual es fundamental para la calidad de cada uno de nuestros componentes y herramientas, que hacen parte del desarrollo de actividades de los procesos de Mantenimiento y Control Calidad.

DSC_0029

En Helifly contamos con un almacén, el cual se encarga de recibir, inventariar y registrar cada uno de los componentes y materiales aeronáuticos que son necesarios para ser instalados en las respectivas aeronaves.

Cada uno de estos componentes son sometidos a una cuidadosa inspección, llamada inspección de recibo (Incoming Inspection), que tiene como objetivo verificar su condición física general, que cumplan con los requerimientos del fabricante, así mismo, que la documentación que lo acompaña demuestre su trazabilidad.

La trazabilidad es de suma importancia en este procedimiento, ya que por este método se revisa el histórico, la ubicación y la trayectoria del producto, componente o herramienta a lo largo de su cadena de suministros, desde su origen hasta el estado final.

Esta inspección es llevada a cabo por dos inspectores de Control Calidad con una amplia experiencia y formación, que se encuentran certificados nacionalmente por la Aeronáutica Civil e internacionalmente por la FAA (Federal Aviation Administration) de Estados Unidos y por la Academia de Bell Helicopter.

Nuestros inspectores, deben de tener en cuenta los siguientes requerimientos al realizar la inspección:

  • Una verificación de la procedencia del componente, debe venir de un taller o vendedor autorizado.
  • Verificar que el componente que se recibe cuenta con la tarjeta de “Componente Servible” debidamente firmada por una persona autorizada del taller reparador.
  • Comprobar que el componente venga acompañado del reporte de reparación del taller que efectúo la reparación u overhaul, con la documentación correspondiente a componentes nuevos según corresponda.
  • Inspeccionar el componente o material por condición física, por golpes, corrosión, oxidación o cualquier daño evidente que pudo ser provocado durante el transporte, efectuando una inspección visual cuidadosa.
  • Cuando sea el caso, debe asegurarse que el componente tenga vida remanente (es la estimación del período probable en calendario u horas que durará el producto o componente) de acuerdo a los límites establecidos.

Una vez finalizada la inspección satisfactoriamente, el elemento es liberado por parte del inspector técnico asignado mediante una tarjeta amarilla, que indicará que está listo para su uso,  de lo contrario, el elemento será puesto en zona de cuarentena siendo esta un área restringida, en la cual se ubican los componentes o partes que tengan la trazabilidad incompleta teniendo un período de 40 días para corregir la discrepancia, de no ser así se efectuará su devolución al proveedor correspondiente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.